¡SABIAS QUE...? VENUS ATRAPAMOSCAS

Las plantas carnívoras, además de obtener su alimento a través de la fotosíntesis como todas las demás, tienen gustos, como podríamos decir, algo diferentes... A estas plantas se les da por "devorar" animales.
 Pero ¿cómo cazan a sus presas, si no se pueden mover?
 Mediante trampas. Las plantas carnívoras tienen trampas, que son modificaciones de sus hojas, especializadas como herramientas apropiadas para cazar. Cuando una presa se apoya sobre ellas, ¡zas!
 ¿Y cómo funcionan esas hojas- trampas?
 Algunas se pueden cerrar como si fueran un cepo.
 Otras tienen forma de jarro, y las presas caen dentro de ellas
 ¿De qué tamaño son las plantas carnívoras?
Hay plantas carnívoras de sólo 1 cm, y otras que pueden llegar a medir hasta 3 m de alto. También existen plantas que pueden tener trampas de hasta 20 cm de largo.

Una de ellas es la VENUS ATRAPAMOSCAS. Hemos estado hablando de ella. Nos ha contado la seño que sólo basta que un insecto, atraído por el olor que desprende, se coloque sobre una de ellas y la hoja "trampa" se estimulará inevitablemente. Esta minúscula planta reccionará y cerrará de sorpresa la hoja sin darle oportunidad a escapar, quedando así el insecto atrapado. Una vez que su presa queda totalmente seca las hojas de esta planta carnívora vuelven a abrirse y exibiendo a la naturaleza su aroma y color, quedará lista para una nueva cacería. ¡No queremos ser insectos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a Los soletes. Si me quieres comentar algo recuerda tener habilitado tu perfir de Blogger o déjame la dirección de tu blog.
Gracias, pues el blog se enriquece con lo que piensas.